Valores

 

Los valores orientadores de las interrelaciones, decisiones y prácticas de la función pública de la Casa Municipal de la Cultura de Caldas son:

  • El Respeto:

    “Reconocer y aceptar que las personas son legítimamente diferentes, valorar la integridad y dignidad humana".

    La Casa Municipal de la Cultura reconoce los derechos de la Comunidad, de sus servidores públicos y de las demás personas y grupos con los que interactúa, comprendiendo las diferencias y aprovechándolas para lograr el fortalecimiento y mejoramiento de las relaciones tanto internas como externas.

    Los servidores públicos de la Casa Municipal brindan un servicio eficiente, oportuno y veraz, reconociendo las diferencias de opinión y/o convicción de todas las personas.

  • Compromiso:

    "Disposición permanente para realizar las actividades encomendadas de manera eficiente, siendo fiel a las propias convicciones”.

    La Casa Municipal de la Cultura de Caldas en cumplimiento de su Misión Institucional encamina todos los esfuerzos al manejo adecuado de los bienes públicos y a la ejecución de los diferentes proyectos plasmados en el Plan de Desarrollo Municipal, buscando el mejoramiento de las condiciones de vida de la Comunidad.
    Los servidores públicos de la Casa Municipal de la Cultura ejecutan sus actividades basadas en las obligaciones pactadas y con el compromiso de cumplirlos de forma eficiente y que redunde en el beneficio colectivo de la Entidad y la Comunidad.

  • Responsabilidad:

    “Capacidad para reconocer y asumir las consecuencias de sus propias acciones”.

    La Casa Municipal de la Cultura refleja la responsabilidad aceptando y haciéndose cargo de las consecuencias de las acciones u omisiones y de las decisiones que se generen del cumplimiento de su misión.
    Los servidores públicos de la Casa Municipal asumen sus deberes con actitud responsable y previendo las consecuencias del cumplimiento o no de las mismas.

  • Eficiencia:

    “Virtud de lograr de manera adecuada un propósito, optimizando los recursos disponibles”.

    La Casa Municipal de la Cultura procura el cumplimiento de sus metas y objetivos institucionales de acuerdo con los recursos físicos, financieros, humanos y técnicos que posee.
    Los servidores públicos de la Casa Municipal de la Cultura actúan conscientes de su responsabilidad de hacer un óptimo uso de los recursos con los que cuentan, trabajando en beneficio de la Comunidad y de la Entidad.

  • Transparencia:

    “Comportamiento con rectitud que no permite ambigüedad ni duda de las aptitudes asumidas”.

    La Casa Municipal de la Cultura, enaltece los comportamientos rectos y honestos de sus servidores públicos y de las demás personas y grupos con los que interactúa, con el propósito del fortalecimiento y mejoramiento de la gestión institucional.
    Los servidores públicos de la Casa Municipal de la Cultura evidencian en sus actos comportamientos que no generan dudas y que pueden observarse y verificarse con total claridad.

  • Confianza:

    “Creer en el proceder de las personas que generan actitudes veraces”.

    La Casa Municipal de la Cultura produce confianza en la Comunidad, servidores y demás Entidades, trabajando con transparencia y de manera que se promueva el bienestar colectivo.
    Los servidores públicos de la Casa Municipal de la Cultura asumen sus actos con convicción, rectitud y veracidad reflejando ante los demás un sentimiento de seguridad, que proyecta un juicio moral.

  • Servicio:

    “Trabajar con actitud positiva y conocimiento orientado a la satisfacción de las necesidades de la comunidad y de la entidad”.

    La Casa Municipal de la Cultura refleja una actitud de atención a los requerimientos y necesidades de la Comunidad, para lo cual define y establece procesos eficientes y de calidad.
    Sobre los servidores públicos de la Casa Municipal de la Cultura prima la actitud de satisfacer óptimamente las necesidades de las personas, brindando información clara y oportuna, y actuando diligentemente.